domingo, 11 de septiembre de 2016

Configuración manual y automática de direcciónes IP para dispositivos finales - CCNA1 V5 - CISCO C2



1. Configuración manual de dirección IP para dispositivos finales

Para que un dispositivo final se comunique a través de la red, se debe configurar con la información de dirección IP correcta. De modo similar al de una SVI, el dispositivo final se debe configurar con una dirección IP y una máscara de subred. Esta información se configura en los parámetros de la PC.

Para que un dispositivo final se conecte correctamente a la red, se deben configurar todos estos parámetros. Esta información se configura en los parámetros de red de la PC. Además de la información de dirección IP y máscara de subred, es posible configurar la información del gateway predeterminado y del servidor DNS, como se muestra en la ilustración.

La dirección de gateway predeterminado es la dirección IP de la interfaz del router que se utiliza para que el tráfico de la red salga de la red local. El gateway predeterminado es una dirección IP que, por lo general, asigna el administrador de red y se utiliza cuando se debe enrutar tráfico a otra red.

La dirección del servidor DNS es la dirección IP del servidor del Sistema de nombres de dominios (DNS, Domain Name System), que se utiliza para traducir direcciones IP a direcciones Web, como www.cisco.com.

A todos los dispositivos de Internet se les asigna una dirección IP, mediante la cual se accede a ellos. Sin embargo, resulta más fácil recordar nombres que números. Por lo tanto, los sitios Web tienen nombres para simplificar el proceso. El servidor DNS se utiliza para mantener la asignación entre las direcciones IP y los nombres de los diversos dispositivos.

Figura 1


2. Configuración automática de direcciones IP para dispositivos finales

La información de dirección IP se puede introducir en la PC en forma manual o mediante el Protocolo de configuración dinámica de host (DHCP). El protocolo DHCP permite configurar la información de IP de los dispositivos finales de manera automática.

DHCP es una tecnología que se utiliza en casi todas las redes comerciales. Para comprender mejor por qué DHCP es tan popular, tenga en cuenta todo el trabajo adicional que habría que realizar sin este protocolo.

DHCP permite la configuración automática de direcciones IPv4 para cada dispositivo final de una red con DHCP habilitado. Imagine la cantidad de tiempo que le llevaría si cada vez que se conectara a la red tuviera que introducir manualmente la dirección IP, la máscara de subred, el gateway predeterminado y el servidor DNS. Multiplique eso por cada usuario y cada uno de los dispositivos en la red, y se dará cuenta del problema.

DHCP es un ejemplo de la tecnología en su máxima expresión. Uno de los propósitos principales de cualquier tecnología es facilitar las tareas que se desean o se deben realizar. Con DHCP, el usuario final ingresa al área que abarca una red determinada, conecta un cable Ethernet o habilita una conexión inalámbrica e, inmediatamente, se le asigna la información de IPv4 necesaria para comunicarse de manera correcta a través de la red.

Como se muestra en la figura 1, para configurar el protocolo DHCP en un equipo Windows, solo debe seleccionar “Obtener una dirección IP automáticamente” y “Obtener la dirección del servidor DNS automáticamente”. Se asigna información de un grupo de direcciones IP a la PC y se configura la información de IP relacionada en el servidor de DHCP.

Es posible mostrar las opciones de configuración IP en un equipo Windows usando el comando ipconfig en el símbolo del sistema. El resultado muestra la dirección IP, la máscara de subred y el gateway que la PC recibió del servidor de DHCP.

Practique cómo mostrar la dirección IP de un equipo Windows introduciendo comandos en la figura 2.

Figura 2



Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!











  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada