jueves, 17 de septiembre de 2015

Redes de máquinas igualitarias (punto a punto)



Este es el caso de dos o más PCs interconectas sin el empleo de un servidor. En una red con máquinas igualitarias, cualquiera de las PCs puede actuar simultáneamente como servidor y cliente, es decir, puede proporcionar recursos –unidades de disco, carpetas, archivos, impresoras, etc.– a otras máquinas de la red (actuando, en este caso, como un pequeño servidor) y, al mismo tiempo, puede usar recursos de otras PCs de la red (actuando como cliente). Además, permite al usuario que está sentado en ella trabajar sobre sus propios recursos (archivos, impresora, etc.).

En conclusión, cada computadora de una red con máquinas igualitarias debe estar básicamente capacitada para realizar las siguientes tareas:
  • Ofrecer sus recursos e información a otras PCs de la red.
  • Usar recursos e información de otras máquinas de la red.
  • Trabajar por sí sola con el usuario que esté sentado frente a ella, sin influir ni deteriorar el desempeño general de la red.

Todas las PCs de una red con máquinas igualitarias tienen la misma jerarquía, por lo tanto, no existen computadoras que se dedican exclusivamente a “servir”, como ocurre con las redes cliente-servidor; tampoco existen máquinas que se dedican exclusivamente a “pedir”, como ocurre con las redes mainframe.

EL HARDWARE
En el caso de una red punto a punto, podremos dedicar un mayor costo al hardware de cada computadora que en el caso de una red cliente-servidor, en donde deberemos enfrentar el mayor costo en los recursos para el servidor. Recuerde que en este tipo de red, las PCs tendrán que afrontar una mayor cantidad de servicios y compartir recursos en forma directa con otras PCs.

La Figura 1 ejemplifica una red de máquinas igualitarias. Todas las computadores se encuentran interconectadas al mismo nivel.

Figura 1. En una red con máquinas igualitarias todas las computadoras tienen la misma jerarquía.

Algunos ejemplos de sistemas operativos de red que están diseñados para el trabajo igualitario son: Windows 95/98/Me/XP (Home). En los siguientes sistemas operativos se soporta el trabajo igualitario pero, en realidad, su mejor desempeño es en redes cliente-servidor. Ellos son: Windows NT 4.0 (Workstation), Windows 2000 (Professional) y Windows XP (Professional). 


Ventajas de las redes de máquinas igualitarias

Veamos, entonces, cuáles son las ventajas de instalar una red en donde todas las computadoras se encuentran al mismo nivel:
  • El costo es muy bajo, pues no se requieren los servidores, como es el caso de las redes cliente-servidor. Además, estas redes pueden funcionar con sistemas operativos “hogareños” muy baratos, como Windows 95/98/Me/XP (Home), mientras que los otros sistemas operativos cliente-servidor son menos económicos.
  • Consumen menos ancho de banda (caudal de tráfico de información que puede soportar la red), porque cada computadora trabaja en forma independiente, evitando las idas y venidas de información que tienen los clientes y servidores de una red cliente-servidor. La comparación es peor aún cuando se trata de las terminales y mainframes de una red centralizada.
  • Son redes sencillas de instalar, configurar y operar. Generalmente no necesitan de un administrador de red que controle los recursos de la red.
  • Requieren muy poco tiempo de capacitación para que el personal aprenda a operarlas. El manejo general de cada PC y el intercambio de información, servicios y recursos es muy sencillo.
  • Si se descompone una computadora, afecta muy poco a las demás, pues cada PC de la red tiene un alto grado de autonomía. Lo mismo ocurre si se avería el cableado; en ese caso, cada máquina podrá seguir trabajando por su cuenta y no afectará a ninguna de forma dramática.


Desventajas de las redes de máquinas igualitarias

Claro está, en este tipo de redes también encontramos algunos puntos en contra:
  • No soporta más de 10 computadoras, por lo tanto, su aplicación se limita a oficinas, comercios, profesionales, pequeñas industrias u organizaciones, etc.
  • La red se torna lenta si hay varias PCs que acceden al mismo tiempo a otra, y si localmente la computadora está ejecutando tareas que demandan mucho procesamiento.
  • Son difíciles de administrar y controlar, pues se trabaja en forma anárquica, distribuida, y no centralizada (a la inversa del modelo mainframe o cliente-servidor), labor que desempeña el administrador de la red.
  • Los permisos para acceder a los recursos de cada PC de la red se deberán definir en cada computadora, mientras que en una red cliente-servidor se definen en forma centralizada en un solo servidor.
  • No poseen un nivel de seguridad elevado.
  • La localización de archivos sobre los cuales se está trabajando resulta ser bastante complicada, pues suelen estar distribuidos en diferentes computadoras de la red.
  • Hacer copias de seguridad (backup) también se torna complicado, por la distribución anárquica y no centralizada de la información.


Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada