sábado, 19 de septiembre de 2015

CÓMO SERÁN LAS REDES E INTERNET EN EL FUTURO



Es muy difícil especular sobre lo que pasará en el futuro. Un futuro que se acerca a una velocidad realmente asombrosa. Pero si podríamos asegurar algo: con el florecimiento de las tecnologías relacionadas con la comunicación, podemos estimar que en el futuro todas las redes serán parte de Internet. Se podrá acceder a la Web en forma inalámbrica desde cualquier lugar del planeta a través de una computadora portátil o un celular, a una velocidad enorme y en forma casi gratuita. Tal flexibilidad en las comunicaciones hará que las computadoras personales puedan estar permanentemente conectadas a servidores de Internet y, de ese modo, puedan aprovechar a distancia la inmensa capacidad de almacenamiento, procesamiento y software de dichos servidores. Esto conlleva a que las computadoras tendrán en el futuro (ya en algunos equipos actuales) un hardware muy liviano, pues no requerirán disco duro ni unidades de disquetes o CDs, ni siquiera teclado, porque usarán la misma pantalla táctil sensible como tal. 
Sólo contarán con un pequeño procesador, memoria RAM y una delgada pantalla de cristal líquido. 

Por todas estas razones, las computadoras personales serán pequeñas, livianas (portátiles) y económicas, y consumirán menos energía (tendrán mayor autonomía). Pero más allá de su apariencia externa, serán muy poderosas porque utilizarán toda la potencia de procesamiento, memoria y programas de los grandes servidores alojados en Internet. ¿Y quién pagará esos servidores? Pues los mismos usuarios que accedan a ellos, por ejemplo, en pequeñas cuotas. 

También cabe esperar que Internet se fusione con otras tecnologías y medios de comunicación para convertirse en “el rey de los medios de comunicación”, ofreciendo toda una gama de servicios, como ser:
  • Radio, televisión, periódicos, libros electrónicos.
  • Videos y películas bajo demanda.
  • Videoconferencias.
  • Telefonía.
  • Conexión y mando a distancia de electrodomésticos.
  • Control centralizado e inteligente de edificios u hogares, ya sea alarmas, vigilancia, detectores de incendios, calefacción, aire acondicionado, etc.
  • Juegos en red.
  • Educación a distancia.

Si bien muchos de estos servicios ya existen, todavía queda camino por recorrer para que se conviertan en prestaciones de óptima calidad. La pregunta que cabe esperar es: Internet y las redes ¿se devorarán a las demás tecnologías y medios? 
La experiencia nos dice que no es tan así. Las empresas de telefonía, los canales de TV, las editoriales, los periódicos, etc., si bien disminuirán su caudal de usuarios tradicionales, no dejarán de existir. Conservarán su negocio habitual y, al mismo tiempo, penetrarán en Internet. Para ello se reestructurarán, harán nuevas alianzas y se expandirán por la Red de redes que es Internet. De ese modo, su caudal total de usuarios será el mismo o mayor. Estos medios de comunicación aprovecharán toda su experiencia e infraestructura para proyectarse hacia Internet, que será un medio centralizado y universal. Con la superpoblación, se estima que en unas décadas empezarán a escasear los recursos en el mundo, pero paradójicamente habrá uno que será cada vez más abundante: la información y las tecnologías de acceso a ella, es decir, las redes e Internet. Hoy en día ya no se trata de aprender a usar las computadoras en red para ser “un genio de la computación”. Se trata de no quedar fuera de este medio. 

Si se está dentro, tendremos más herramientas disponibles para cualquier actividad que emprendamos, y esas herramientas serán más flexibles y económicas. Hagamos memoria y recordemos alguna circunstancia en la que tuvimos que reparar algo y nos olvidamos nuestro cajón de herramientas. Pues bien, las redes e Internet son ese valioso cajón de herramientas. Sólo hay que animarse a abrirlo y probar la que más nos guste; lo demás, con el tiempo viene solo, por la curiosidad misma. Descubramos en los próximos capítulos cómo funciona una red de computadoras, cuáles son las diferentes tecnologías en la actualidad y cuáles son los pasos a seguir para la instalación de una red. 

EN EL FUTURO
Otra tendencia futurista que ya se está investigando, sobre todo en países europeos, es que las computadoras que se conecten a Internet o a una red local ofrezcan a las demás máquinas de la red sus recursos de procesamiento cuando estén ociosas. Al aprovechar la capacidad ociosa de todas las máquinas, se logra multiplicar la capacidad de trabajo.

Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada