miércoles, 3 de julio de 2013

El medio del sistema



Una vez que el investigador ha logrado clasificar los objetivos del sistema (o la medición de su actuación) el aspecto siguiente que debe estudiar y considerar es el medio que lo rodea. Este puede ser definido como aquello que está fuera, que no pertenece al sistema, que se encuentra más allá de sus "fronteras". También puede ser ésta una tarea difícil, pues no siempre es sencillo lograr este resultado.


Si observamos un automóvil, uno puede pensar, en un primer momento, que el medio de este sistema es todo aquello que está fuera del autómovil. Incluso podemos decir que todo lo que está más allá de la pintura exterior del vehículo conforma su medio. ¿Pero esto es correcto? ¿Es correcto afirmar que lo que queda más allá, o fuera de las paredes de una fábrica es el medio de ese sistema? La fábrica puede tener representantes en diversos puntos del país, y aún en el extranjero, ya sea para la venta de sus productos o para la compra de equipos y materiales. Estas son, sin duda, partes del sistema total que constituye esa empresa industrial, y, sin embargo, estas partes no se encuentran dentro de sus paredes. Para complicar más este caso, es posible que el gerente general de esa empresa pertenezca a un determinado grupo de poder, a través del cual pueda ejercer ciertas presiones políticas y así obtener determinadas ventajas para esa empresa. 

Sus actividades políticas podrían ser consideradas como pertenecientes al sistema, aunque difícilmente podrían ocurrir déntro del espacio físico ocupado por la empresa. Esto nos puede llevar a concluir que, posiblemente, la pintura exterior del automóvil no sea el límite o la frontera de ese sistema, como no lo es en el caso de la fábrica.

Se ha dicho que en esta edad de la tecnología eléctrica, el teléfono ha llegado a ser prácticamente una parte del individuo humano. En muchos casos parece difícil establecer una diferencia entre el oído. No podemos eliminar el teléfono que ayuda al oído. No podemos eliminar el teléfono, así como no podemos eliminar el oído de la persona. Así considerado, el teléfono sería una parte del sistema que hemos denominado ser humano.

Por lo tanto, el investigador de sistemas debe tener un criterio sobre el medio que se encuentre más allá de la observación de sus fronteras aparentes. Un criterio para enfrentar este problema es considerar que, cuando señalamos que algo queda fuera del sistema, queremos indicar que el sistema prácticamente no tiene control sobre ello, es decir, poco o nada puede hacer para modificar sus características o su conducta. El medio corresponde a los "datos dados" al sistema y, evidentemente, desde este punto de vista constituye sus limitaciones. Por ejemplo, si se fija una política laboral que afecta a una empresa, y que no puede ser cambiada por ella (a pesar de las presiones que trate de desarrollar) podemos señalar que esa legislación laboral en particular constituye una limitación de su medio.

Por el contrario, si la empresa (quizá a través de alguna asociación u otra institución social que reúna las diferentes empresas) puede influir y modificar esa legislación laboral; ésta puede considerarse en este sentido como parte del sistema.

En general, el medio de un sistema estará determinado por el problema que tiene entre manos el investigador y, evidentemente, una forma de determinarlo es fijando las fronteras reales del sistema de acuerdo con el problema concreto. Por ejemplo, supóngase que un hospital de sea implementar dos decisiones que han tomado sus administradores: la primera es pintar todo el edificio y la segunda es estudiar un sistema de bienestar para su personal y sus familiares, ¿cómo definimos las fronteras del sistema y, por lo tanto, su medio? Evidentemente, en el primer caso, en el problema de la pintura, el sistema comprenderá todos aquellos edificios o paredes que legalmente (ya sea como propietario o como arrendador) le pertenecen. En el segundo caso no podemos utilizar el mismo sistema así definido (no todas las personas que se encuentran dentro de esos edificios pertenecen al sistema y, de hecho, muchas otras que pertenecen a él no se encuentran en sus instalaciones físicas). 

Por lo tanto, el criterio para determinar quienes pertenecen al sistema, y quienes no (su medio) posiblemente sea utilizar la planilla de sueldos y salarios y extender los beneficios a los familiares de los que en ella figuran.

El medio no es sólo aquello que se encuentra fuera del control del sistema, sino que también es algo que determina, en parte, la conducta de éste. Por ejemplo, una granja agrícola depende de las condiciones climáticas de la región en que se encuentra. Podemos decir entonces que los cambios de temperatura y en general del clima, se encuentran en el medio de nuestro sistema porque el granjero nada puede hacer para cambiar esas condiciones (aunque, por la moderna tecnología podríamos decir que parte del clima puede ser controlado; por ejemplo los períodos de sequía a través de reservas o depósitos de agua y un sistema de regadío). También puede suceder que para algún estudio determinado en una empresa, supongamos su gerencia de ventas, el investigador descubra que existe una demanda muy restringida ("producción cautiva"). 

En otras palabras, que nuestra empresa produce un artículo químico que sólo es utilizado por otra empresa para llegar a un determinado producto de uso final (incluso, podemos pensar que ambas plantas se encuentran unidas por una cañería a través de la cual pasa la producción de una, que es a su vez, uno de los principales consumos de la segunda). ¿No debería considerarse a la oficina de adquisiciones de la segunda planta como parte del sistema de ventas de la primera? 



Sin duda alguna que uno de los aspectos más importantes del medio de un sistema social es su "clientela", o la demanda. Por supuesto que el sistema puede influir en ella a través de la publicidad, de los precios y en general, de la comercialización de su producto (sea éste un bien o un servicio). Pero, en la medida que la demanda sea determinada por el individuo externo, se encontrará fuera del sistema, en su medio y pasará a constituir un dato o un factor limitante para ese sistema. 

Un buen método para determinar si un aspecto determinado pertenece al medio o al sistema, lo proporciona C. W. Churchman. Señala que el medio no es el aire que respiramos, el grupo social al que pertenecemos o a la casa en que vivimos, no importa cuánto estos elementos parecieran estar fuera de nosotros. En cada caso uno debe hacerse dos preguntas:

1. ¿ Puedo hacer algo frente a ello?

2. ¿Tiene importancia para mis objetivos?

Si la primera pregunta tiene una respuesta negativa y la segunda una positiva, ese aspecto constituye nuestro medio. 




Generalmente, las autoridades de un sistema social fracasan en sus acciones simplemente porque creen que ciertos aspectos se encuentran fuera del sistema y, por lo tanto, son incapaces de controlarlos. Por ejemplo, tomemos el caso de la idea prevaleciente en el sentido de dar cabida en la universidad a todos ("Universidad para Todos") y supongamos que la Universidad, en este sentido, está representada más bien por aquellas disciplinas que desarrollan las llamadas profesiones "liberales" (medicina, leyes, dentística, etc.) y no por las que proporcionan carreras u oficios técnicos. Pues bien, ante esta presión de "Universidad para Todos", las autoridades universitarias se han visto en la necesidad de aumentar las matrículas año tras año, (distrayendo fondos destinados a investigaaciones y enfrentándose al problema de escasez de profesores y, por lo tanto, corriendo el peligro de bajar la calidad de la enseñanza). Esto ocurre porque ellas han tomado a la demanda externa como su medio. 

En otras palabras, la población en edad universitaria es el medio del sistema univesitario. Sin embargo, es posible que un programa educativo que muestre los inconvenientes de aumentar, por ejemplo, las dotaciones de las profesiones liberales, que señale las oportunidades que ofrecen las carreras o los oficios técnicos, las necesidades del país, etc., pueda modificar esa demanda y canalizarla hacia carreras tanto o más lucrativas que las "liberales" y que logren superar los problemas de "status" que, a nuestro juicio, son una de las barreras principales. En otras palabras, el sistema universitario podría en alguna medida controlar la demanda, lo que, desde el punto de vista de sistemas, sería decir que esa demanda es parte del sistema y no su medio. 


Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!







2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Vitaliano Aguilar, gracias por la visita y el aporte de tu comentario!!
      Los mejores deseos!! Hasta cualquier momento...

      Eliminar