viernes, 20 de enero de 2017

Características de IP e IP sin conexión - CCNA1 V5 - CISCO C6



1. Características de IP

El protocolo IP es el servicio de capa de red implementado por la suite de protocolos TCP/IP.
IP se diseñó como protocolo con baja sobrecarga. Provee sólo las funciones necesarias para enviar un paquete desde un origen a un destino a través de un sistema interconectado de redes. El protocolo no fue diseñado para rastrear ni administrar el flujo de paquetes. De ser necesarias, otros protocolos en otras capas llevan a cabo estas funciones.

Las características básicas del protocolo IP son las siguientes:
  • Sin conexión: no se establece ninguna conexión con el destino antes de enviar los paquetes de datos.
  • Máximo esfuerzo (no confiable): la entrega de paquetes no está garantizada.
  • Independiente de los medios: la operación es independiente del medio que transporta los datos.


2. IP: sin conexión

La función de la capa de red es transportar paquetes entre los hosts colocando la menor carga posible en la red. La capa de red no se ocupa ni está al tanto del tipo de comunicación contenida dentro de un paquete. IP es un protocolo sin conexión, lo que significa que no se crea ninguna conexión dedicada de extremo a extremo antes de enviar los datos. Conceptualmente, la comunicación sin conexión es similar a enviar una carta a alguien sin notificar al destinatario con anticipación.

Como se muestra en la figura 1, el servicio postal utiliza la información en una carta para entregarla a un destinatario. La dirección en el sobre no proporciona datos que indiquen si el receptor está presente, si la carta llegará a destino o si el receptor puede leerla. De hecho, el servicio postal no está al tanto de la información contenida dentro del paquete que entrega y, por lo tanto, no puede proporcionar ningún mecanismo de corrección de errores.

Las comunicaciones de datos sin conexión funcionan según el mismo principio.

IP es un protocolo sin conexión y, por lo tanto, no requiere ningún intercambio inicial de información de control para establecer una conexión de extremo a extremo antes de reenviar los paquetes. Además, tampoco requiere campos adicionales en el encabezado de la unidad de datos del protocolo (PDU) para mantener una conexión establecida.

Este proceso reduce en gran medida la sobrecarga del IP. Sin embargo, sin una conexión de extremo a extremo preestablecida, los emisores no saben si los dispositivos de destino están presentes y en condiciones de funcionamiento cuando envían los paquetes, y tampoco saben si el destino recibe el paquete o si puede acceder al paquete y leerlo. En la figura 2, se muestra un ejemplo de comunicación sin conexión.




Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!











  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada