viernes, 10 de julio de 2015

CSS Conceptos básicos sobre estilos - 1 de 2



Antes de comenzar a insertar reglas CSS en nuestro archivo de estilos y aplicar un modelo de caja, debemos revisar los conceptos básicos sobre estilos CSS que van a ser utilizados en el resto de publicaciones.
Aplicar estilos a los elementos HTML cambia la forma en que estos son presentados en pantalla. Como explicamos anteriormente, los navegadores proveen estilos por defecto que en la mayoría de los casos no son suficientes para satisfacer las necesidades de los diseñadores. Para cambiar esto, podemos sobrescribir estos estilos con los nuestros usando diferentes técnicas.
Conceptos básicos: En esta serie de publicaciones encontrará solo una introducción breve a los estilos CSS. Solo mencionamos las técnicas y propiedades que necesita conocer para entender los temas y códigos estudiados en próximos capítulos. Si considera que no tiene la suficiente experiencia en CSS y necesita mayor información visite nuestro sitio web y siga los enlaces correspondientes a este capítulo.
Hágalo usted mismo: Dentro de un archivo de texto vacío, copie cada código HTML estudiado en los siguientes listados y abra el archivo en su navegador para comprobar su funcionamiento. Tenga en cuenta que el archivo debe tener la extensión.html para ser abierto y procesado correctamente.

  • Estilos en línea
Una de las técnicas más simples para incorporar estilos CSS a un documento HTML es la de asignar los estilos dentro de las etiquetas por medio del atributo style.
El siguiente código muestra un documento HTML simple que contiene el elemento <p> modificado por el atributo style con el valor font-size: 20px. Este estilo cambia el tamaño por defecto del texto dentro del elemento <p> a un nuevo tamaño de 20 pixeles.

<!DOCTYPE html>
<html lang="es">
<head>
<title>Este es el título del documento</title>
</head>
<body>
<p style="font-size: 20px">Mi texto</p>
</body>
</html>

Usar la técnica demostrada anteriormente es una buena manera de probar estilos y obtener una vista rápida de sus efectos, pero no es recomendado para aplicar estilos a todo el documento. La razón es simple: cuando usamos esta técnica, debemos escribir y repetir cada estilo en cada uno de los elementos que queremos modificar, incrementando el tamaño del documento a proporciones inaceptables y haciéndolo imposible de mantener y actualizar. Solo imagine lo que ocurriría si decide que en lugar de 20 pixeles el tamaño de cada uno de los elementos <p> debería ser de 24 pixeles. Tendría que modificar cada estilo en cada etiqueta <p> en el documento completo.


  • Estilos embebidos
Una mejor alternativa es insertar los estilos en la cabecera del documento y luego usar referencias para afectar los elementos HTML correspondientes:

<!DOCTYPE html>
<html lang="es">
<head>
<title>Este texto es el título del documento</title>
<style>
p { font-size: 20px }
</style>
</head>
<body>
<p>Mi texto</p>
</body>
</html>

El elemento <style> (mostrado en el código) permite a los desarrolladores agrupar estilos CSS dentro del documento. En versiones previas de HTML era necesario especificar qué tipo de estilos serían insertados. En HTML5 los estilos por defecto son CSS, por lo tanto no necesitamos agregar ningún atributo en la etiqueta de apertura <style>. 
El código 

<style>
p { font-size: 20px }
</style>

tiene la misma función que la línea de código 

style="font-size: 20px"

, pero en el último código no tuvimos que escribir el estilo dentro de cada etiqueta <p> porque todos los elementos <p> ya fueron afectados. Con este método, reducimos nuestro código y asignamos los estilos que queremos a elementos específicos utilizando referencias. Veremos más sobre referencias en este capítulo.


  • Archivos externos

Declarar los estilos en la cabecera del documento ahorra espacio y vuelve al código más consistente y actualizable, pero nos requiere hacer una copia de cada grupo de estilos en todos los documentos de nuestro sitio web. La solución es mover todos los estilos a un archivo externo y luego utilizar el elemento <link> para insertar este archivo dentro de cada documento que los necesite. Este método nos permite cambiar los estilos por completo simplemente incluyendo un archivo diferente. También nos permite modificar o adaptar nuestros documentos a cada circunstancia o dispositivo, como veremos al final de esta serie de publicaciones.
En el Capítulo 1, estudiamos la etiqueta <link> y cómo utilizarla para insertar archivos con estilos CSS en nuestros documentos. Utilizando la línea <link rel="stylesheet" href="misestilos.css"> le decimos al navegador que cargue el archivo misestilos.css porque contiene todos los estilos necesitados para presentar el documento en pantalla. Esta práctica fue ampliamente adoptada por diseñadores que ya están trabajando con HTML5. La etiqueta <link> referenciando el archivo CSS será insertada en cada uno de los documentos que requieren de esos estilos:

<!DOCTYPE html>
<html lang="es">
<head>
<title>Este texto es el título del documento</title>
<link rel="stylesheet" href="misestilos.css">
</head>
<body>
<p>Mi texto</p>
</body>
</html>

Hágalo usted mismo: De ahora en adelante agregaremos estilos CSS al archivo llamado misestilos.css. Debe crear este archivo en el mismo directorio (carpeta) donde se encuentra el archivo HTML y copiar los estilos CSS en su interior para comprobar cómo trabajan.
Conceptos básicos: Los archivos CSS son archivos de texto comunes. Al igual que los archivos HTML, puede crearlos utilizando cualquier editor de texto como el Bloc de Notas de Windows, por ejemplo.

  • Referencias
Almacenar todos nuestros estilos en un archivo externo e insertar este archivo dentro de cada documento que lo necesite es muy conveniente, sin embargo no podremos hacerlo sin buenos mecanismos que nos ayuden a establecer una específica relación entre estos estilos y los elementos del documento que van a ser afectados.
Cuando hablábamos sobre cómo incluir estilos en el documento, mostramos una de las técnicas utilizadas a menudo en CSS para referenciar elementos HTML. 
En el codigo 

<!DOCTYPE html>
<html lang="es">
<head>
<title>Este texto es el título del documento</title>
<style>
p { font-size: 20px }
</style>
</head>
<body>
<p>Mi texto</p>
</body>
</html>

el estilo para cambiar el tamaño de la letra referenciaba cada elemento <p> usando la palabra clave p. De esta manera el estilo insertado entre las etiquetas <style> referenciaba cada etiqueta <p> del documento y asignaba ese estilo particular a cada una de ellas. 
Existen varios métodos para seleccionar cuáles elementos HTML serán afectados por las reglas CSS:
    • referencia por la palabra clave del elemento
    • referencia por el atributo id
    • referencia por el atributo class

Más tarde veremos que CSS3 es bastante flexible a este respecto e incorpora nuevas y más específicas técnicas para referenciar elementos, pero por ahora aplicaremos solo estas tres.

  • Referenciando con palabra clave
Al declarar las reglas CSS utilizando la palabra clave del elemento afectamos cada elemento de la misma clase en el documento. Por ejemplo, la siguiente regla cambiará los estilos de todos los elementos <p>:

p { font-size: 20px }

Esta es la técnica presentada previamente en este código,

<!DOCTYPE html>
<html lang="es">
<head>
<title>Este texto es el título del documento</title>
<style>
p { font-size: 20px }
</style>
</head>
<body>
<p>Mi texto</p>
</body>
</html>

Utilizando la palabra clave p al frente de la regla le estamos diciendo al navegador que esta regla debe ser aplicada a cada elemento <p> encontrado en el documento HTML. Todos los textos envueltos en etiquetas <p> tendrán el tamaño de 20 pixeles.
Por supuesto, lo mismo funcionará para cualquier otro elemento HTML. Si especificamos la palabra clave span en lugar de p, por ejemplo, cada texto entre etiquetas <span> tendrá un tamaño de 20 pixeles:

span { font-size: 20px }

¿Pero qué ocurre si solo necesitamos referenciar una etiqueta específica? ¿Debemos usar nuevamente el atributo style dentro de esta etiqueta? La respuesta es no. Como aprendimos anteriormente, el método de Estilos en Línea (usando el atributo style dentro de etiquetas HTML) es una técnica en desuso y debería ser evitada. Para seleccionar un elemento HTML específico desde las reglas de nuestro archivo CSS, podemos usar dos atributos diferentes: id y class. 

  • Referenciando con el atributo id 
El atributo id es como un nombre que identifica al elemento. Esto significa que el valor de este atributo no puede ser duplicado. Este nombre debe ser único en todo el documento. 
Para referenciar un elemento en particular usando el atributo id desde nuestro archivo CSS la regla debe ser declarada con el símbolo # al frente del valor que usamos para identificar el elemento:

#texto1 { font-size: 20px }

La regla en el código será aplicada al elemento HTML identificado con el atributo id="texto1". Ahora nuestro código HTML lucirá de esta manera:

<!DOCTYPE html>
<html lang="es">
<head>
<title>Este texto es el título del documento</title>
<link rel="stylesheet" href="misestilos.css">
</head>
<body>
<p id="texto1">Mi texto</p>
</body>
</html>

El resultado de este procedimiento es que cada vez que hacemos una referencia usando el identificador texto1 en nuestro archivo CSS, el elemento con ese valor de id será modificado, pero el resto de los elementos <p>, o cualquier otro elemento en el mismo documento, no serán afectados. Esta es una forma extremadamente específica de referenciar un elemento y es normalmente utilizada para elementos más generales, como etiquetas estructurales. El atributo id y su especificidad es de hecho más apropiado para referencias en Javascript, como veremos en próximos capítulos.



Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada