lunes, 17 de junio de 2013

La generación de la neguentropía



Hemos señalado ya, como una diferencia entre los sistemas abiertos y los cerrados, que los primeros intercambian energía con su medio. Esquemáticamente de acuerdo con las descripciones del capítulo III, un sistema abierto puede presentarse como aquel que importa energía (corriente de entrada ), transforma esa energía (proceso de transformación) y luego exporta al medio esa nueva energía. Con el producto de esa exportación, el sistema está en condiciones de obtener nuevamente sus corrientes de entrada necesarias para llevar a cabo el proceso de transformación que lo caracteriza y diferencia del resto de los sistemas. La siguiente imagen señala este proceso.


Así, E2 tiene que ser capaz de generar E1 (en que E1 es la energía de entrada y E2 es la energía de salida).

Ahora bien, el sistema abierto puede almacenar energía, es decir, no toda la energía (E1) debe ser utilizada en la transformación ( T). Supongamos que E' 1 es la energía destinada al proceso de transformación propiamente tal y E' ' 1 es un saldo. Entonces:

E1 = E' 1 + E' ' 1

o

E1 - E' 1 = E' ' 1

E' ' 1 representa entonces una cantidad de energía no utilizada en el proceso de transformación o de elaboración del producto particular del sistema. Es una energía que permanece (o se acumula) dentro del sistema y es justamente este E' 1 el que sirve de base para la creación de la neguentropía o entropía negativa.

Observemos a continuación un ejemplo en que se ilustra la acción de la entropía y la neguentropía en un sistema social.

Supongamos que un grupo de personas aficionadas al juego de damas deciden formar un club de damas. Para esto se reúnen, se organizan, establecen ciertas responsabilidades que deben cumplir tanto los directivos como los socios, fijan las cuotas, etc. Este club es un sistema social abierto. Recibe una corriente de entrada consistente en dinero (las cuotas) y en todos los recursos necesarios para mantener el club en funcionamiento. El proceso de conversión o de transformación está constituido por el juego mismo (los campeonatos) y la corriente de salida es la satisfacción que el club entrega a cada uno de los miembros. Una buena corriente de salida servirá para mantener una corriente de entrada adecuada en forma constante, permitiendo así al club subsistir sin grandes apremios.

Ahora bien, para lograr esta corriente de salida se lleva a cabo el proceso de transformación que, como indicábamos más arriba, son los partidos o juegos de damas. Para que este proceso opere, es necesario que exista una diferencia entre las capacidades de juego y el conocimiento entre los diversos miembros. Al existir esta diferencia (unos jugadores son mejores que otros) se produce un incentivo para jugar y así aumentar el grado de satisfacción de los socios. En otras palabras, un requisito básico para el funcionamiento de este sistema (y en general para cualquier sistema competitivo) es el desequilibrio en el conocimiento que los miembros del club poseen sobre las damas. Supóngase ahora que nuestro club debe enfrentarse con un club extranjero. Para ello deben viajar a ese país y lo hacen por avión; éste cae en una isla solitaria, salvándose solamente los miembros del club. La isla es un paraíso y no existen problemas de alimentación y abrigo.
Sin otra cosa que hacer, nuestros personajes pasan todo el día jugando damas. ¿Qué podría suceder al cabo de un tiempo?

Simplemente que comienza a equilibrarse el conocimiento. Las diferencias que antes existían entre los diversos jugadores se van haciendo cada vez más pequeñas y puede llegar un momento en que todos juegan de una misma manera. Al llegar a este punto, lógicamente, el interés derivado del juego no sólo decrece sino que se hace nulo, es decir, la corriente de salida disminuye hasta desaparecer definitivamente, por lo tanto, se hace incapaz de regenerar nuevamente la corriente de entrada. Esto conduce a la desintegración del sistema social; lo ha destruido la entropía.

La distribución escalonada del conocimiento y capacidad de juego de los diversos jugadores, de mayor a menor, no representa el estado más probable del sistema. Desde el punto de vista de un sistema jerarquizado, podemos señalar que el máximo desorden (o máxima entropía) se produce cuando se llega a un estado tal en que todos los elementos del sistema poseen una misma jerarquía.

Podemos representar este fenómeno de l a siguiente forma:
  • Sea "x" la corriente de entrada del sistema.
  • Sea "T" el proceso de transformación.
  • Sea "y" la corriente de salida.
  • Sea "Ax" una cantidad negativa que representa la entropía.
Gráficamente el sistema se muestra en la siguiente figura.


De este esquema se puede concluir que :

y - T (x)

es decir, la corriente de salida es igual a la corriente de entrada transformada. Se supone que "y", a su vez, debe generar a "x". Por lo tanto:

y = x (en términos de valor).

Sin embargo, de acuerdo con el sistema planteado, esto no se cumplirá, ya que la entropía ( - ) Ax, hace disminuir la energía necesaria para la transformación, lo que se traduce en un "y" menor.

En el caso del club de damas, "x" representa los recursos necesarios para poder desarrollar los juegos; "T" son los juegos e "y" es el grado de satisfacción de los miembros. ( - ) Ax es la tendencia hacia el equilibrio del conocimiento.

¿Cómo se puede combatir esta entropía? Siempre en el caso del ejemplo planteado, esto se lograría evitando que se produzca esa igualdad, lo que se puede lograr "importando" conocimientos nuevos (incorporación de nuevos socios, compra de libros especializados, contratación de alguna "maestro ", etc. ).

Sin embargo, para llevar a cabo todos estas acciones es necesario disponer de energía (recursos). Si toda la energía que trae la corriente de entrada es destinada a los juegos mismos, evidentemente que no dispondremos de energía adicional para estas otras actividades. Pero si la energía generada por la corriente de salida es mayor que la necesaria para adquirir la corriente de entrada destinada al proceso de transformación, entonces sí que se puede obtener energía adicional. Es este saldo el que se utiliza para combatir la entropía. En otras palabras, así se genera la neguentropía o entropía negativa.

Por lo tanto, la condición necesaria para sobrevivir es :

y > x (en términos de valor)

Luego, nuestro sistema para poder sobrevivir debe desarrollar algunos subsistemas, en que:
  • y (a + b) representa el total de la corriente de salida. 
  • y (a) es la energía que el sistema entrega al medio para adquirir "x". 
  • y (b) es la energía que se guarda (o vuelve al sistema) para combatir la entropía "Ax ".


O es el proceso (organización que se desarrolla dentro del sistema para combatir la entropía, utilizando la energía y( b), ).

Si y ( b) = Ax, tenemos un sistema que sobrevive ;
si y ( b) = Ax, tenemos un sistema en expansión ;
y si y ( b) = A x, tenemos un sistema en descomposición.

En general los sistemas sociales no gastan toda la energía creada por la corriente de salida en el proceso de fabricación o en general, en la producción. Una fábrica de zapatos no destina la totalidad del ingreso a fabricar más zapatos. La organización del sistema representa al proceso que lucha o se opone a la entropía, y la energía gastada en mantener el sistema organizado es la entropía negativa o neguentropía.



Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada