miércoles, 20 de marzo de 2013

Sobre las tarjetas de sonido


La evolución de la Informática Musical ha sido espectacular en los últimos 5 años. En el 92, la mayoría de los productos de calidad se fabricaban sólo para equipos Macintosh. Pero en la actualidad, se ha dado la vuelta a la tortilla, y la variedad, calidad y precio de las tarjetas para PC es la envidia de los mac-níacos.


En los últimos tiempos han aparecido diversas tarjetas de sonido al mercado que han supuesto un nuevo avance en el concepto de tarjetas de sonido para entornos domésticos. Después de la serie Sound BIaster 32, las tarjetas domésticas parecían haber llegado a su techo con la tecnología wavetable. (=Tabla de Ondas).

Se establecía, por lo tanto, que un usuario normal tenía que elegir entre dos posibilidades: comprar una tarjeta Sound BIaster 16 (o compatible) o bien decidirse por una Sound Blaster 32 (o cualquier otra que ofreciera tecnología wavetable).

La aparición de la tarjeta Maxi Sound 64 fue el revulsivo para dar un vuelco a un mercado dominado abrumadoramente por la serie Sound BIaster de la empresa Creative, que tuvo que reaccionar precipitadamente, desarrollando la Sound BIaster 64. Pero ya Maxi Sound había creado la versión Home Studio, que incluía además un software de grabación de audio multipista, un lujo para el mercado doméstico. La Maxi Sound Home Studio Pro 64, ya incorpora la entrada y salida SP-DIF, copiando a la AWE 64 y yendo un poco más allá.

Y si la Home Studio Pro 64 es un lujo, la Turtle Beach PinnacIe Project Studio es inalcanzable para la mayoría: un doble sintetizador KurzweilI, SP-DIFs, 20 bits de grabación y reproducción de audio digital, etc ...

Este artículo pretende aclarar cuáles son las bondades y defectos de estas tarjetas, además de explicar su tecnología, y responder a la inevitable pregunta: ¿merece la pena gastarse un montón de dinero en una de estas tarjetas? ¿en qué notaré la mejora de calidad que me ofrecen los fabricantes?

  • Wavetable por software
Una alternativa a comprarse una tarjeta de sonido wavetable puede ser aprovechar una tarjeta de sonido normal, tipo FM, y usar un sintetizador por software. Esta síntesis se basa en el cálculo intensivo en tiempo real, por lo que necesitas disponer de un procesador muy rápido, al menos un Pentium.
Con el advenimiento de la tecnología MMX, que prometió una mejora sustancial del tratamiento de audio, debieron aparecer programas aún mucho más avanzados que los que se utilizan.

  • Algunos conceptos erróneos ¿32 Bits?

Es habitual leer que una tarjeta marcada como "32", por ejemplo, la Sound Blaster 32, es una tarjeta de 32 bits. Esto es falso:. Estas tarjetas son de 16 bits, es decir, pueden reproducir y grabar sonido digitalizado a 16 bits. El número 32 se refiere a la polifonía, es decir, el número de notas musicales que puede tocar simultáneamente el sintetizador interno.

Y menos aún podemos decir que las tarjetas marcadas como 64 sean tarjetas de 64 bits. De hecho, los estudios de grabación profesionales no usan más de 20 bits en sus equipos de mayor calidad. Sólo una de las tarjetas de sonido que estudiamos en este informe tiene más de 16 bits: la Turtle Beach PinnacIe, con 20 bits. 


¿32 instrumentos?

Es también falso que el 32 signifique que una tarjeta pueda reproducir 32 instrumentos simultáneos. Lo que quiere decir es que puede tocar 32 notas simultáneas. Un piano, por ejemplo, puede estar sonando con 8 notas a la vez (un acorde complejo), la guitarra tiene 6 cuerdas que pueden sonar todas a la vez, y la percusión puede llevar 4,6 u 8 notas simultáneas (caja, charles, platos, bombo, conga, timbal...) Así pues, una composición interpretada por piano, batería, bajo, guitarra, y sección de metales puede ocupar más de 24 voces de polifonía.

Lo que sí es cierto es que pueden usarse hasta 16 instrumentos diferentes a la vez, repartiéndose entre ellos la polifonía disponible. En un equipo General MIDI, éstos 16 instrumentos pueden elegirse de un banco de 128 sonidos de todo tipo, mientras que la percusión dispone de 10 kits diferentes. 



Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada