jueves, 11 de julio de 2013

Impresoras de inyección de tinta




Las dos clases principales de impresoras de chorro de tinta son las de impulso piezoeléctrico y las de chorro de tinta calentado por vapor. Estas impresoras rocían una tinta soluble en agua sobre el papel y difieren unas de otras fundamentalmente en la manera en la que impulsan la tinta.

La impresión está basada en la producción de pequeñísimas gotas de tinta que se lanzan contra el papel. Se pueden producir de dos formas por procedimiento térmicos o piezoelectrónicos.

  • Térmicos

Disponen de un elemento calefactor que genera una burbuja de calor que impulsa la tinta haciéndola pasar por un pequeño orificio que genera las micro-gotas.
Cuando la gota se enfría se reabsorbe hacia el interior evitando que se obstruya con tinta seca.

  • Piezoeléctrico

Disponen de un elemento capaz de producir vibraciones al ser sometido a una tensión eléctrica estas vibraciones bombean la tinta lanzándola hasta el papel, cuando se retira la tensión eléctrica se deja de bombear. Los inyectores expulsan la tinta en forma de pequeñas gotas. Al realizarse esta operación a través de los 24 ó 48 inyectores se consigue la impresión de un determinado carácter o gráfico.
Este tipo de impresora es más rápido que el tipo antes descrito y permite además, la posibilidad de imprimir a color. Su calidad es superior a la matricial con unos colores más nítidos, más diferenciados.

Con respecto a la impresión en color estas impresoras producen los colores por un procedimiento sustractivo en el que los colores básicos son el cyan, magenta, yellow (sistema CMY) a los que se les puede añadir el negro para conseguir mayor contraste (sistema CMYK). Esto es debido a que el papel es una superficie reflectante, que en ausencia de color se verá blanco, pero si por ejemplo contiene tinta cyan absorberá la luz de todos los colores menos el cyan de tal modo que al contener la misma cantidad de los tres tonos se vería negro.





Partes de la impresora

Una carcasa de plástico rígido protege los componentes internos de posibles daños y de contaminación. Normalmente tiene una base sostenida por tomillos pequeños, que se pueden quitar para acceder al interior del dispositivo.

En las impresoras de alimentación por "fricción", se usa un rodillo que impulsa la hoja y la enrolla hacia adelante, de manera similar a una máquina de escribir. Eso permite al usuario utilizar hojas sueltas de papel o sobres. El inconveniente es que el papel a veces no permanece alineado mientras pasa por la impresora. Para guiar el papel dentro de la impresora, hay normalmente guías en cada lado de la fuente de alimentación. Este es el tipo preferido por la mayor parte de la gente porque no es necesario romper el papel para separarlo, y tampoco es necesario comprar papel de impresora especial con agujeros. Sirve cualquier tipo de papel en hojas sueltas, folios o papel de fotocopiadora.

El interruptor regula la alimentación desde la fuente de alimentación interna del dispositivo hasta los componentes principales de la impresora de chorro de tinta. Es importante recordar que incluso cuando el interruptor está apagado, en el sistema hay electricidad siempre que haya conectado un cable de alimentación.




El panel de contro permite al usuario introducir diferentes funciones. La pantalla, junto con las luces de encendido, informan al usuario sobre el estado de la impresora. Muestra el estado de la impresora, si está calentándose, preparada, en medio de una función o al detectar un error. En las impresoras más sofisticadas se puede configurar la pantalla para que se muestre en diferentes idiomas. Los controles más comunes de una impresora incluyen avance de línea, salto de página, colocación de la impresora en línea y configuración del tamaño del papel.



La impresora de chorro de tinta tiene una luz de encendido o de actividad en el chasis. Esta luz, un diodo emisor de luz (LED) diminuto, indica que el dispositivo está activo y que hay alimentación en el sistema. La cabeza (o cartucho) de impresión contiene la tinta en una cámara que alimenta unos inyectores, desde donde se pulveriza sobre el papel utilizando elementos térmicos o piezoeléctricos, mientras la cabeza se mueve a través de la hoja.

Existe un tipo de cabeza de impresión de chorro de tinta que tiene elementos piezoeléctricos en los inyectores. Cuando se envía una carga eléctrica al inyector, el elemento piezoeléctrico se expande. El elemento que se expande extrae la tinta del inyector sobre el papel rociándolo con gotas diminutas. Las gotas que salen hacen que se vuelva a extraer tinta de la cámara para volver a llenar los inyectores.

Los inyectores de choro de tinta son pequeñas aberturas en la parte delantera de la cabeza de impresión de chorro de tinta. Reciben la tinta de una cámara a la que están unidos. Los elementos térmicos o piezoeléctricos a los lados impulsan gotas de tinta de los inyectores sobre el papel de manera selectiva. Las gotas salen muy rápidamente actuando como un spray.
La imagen o caracter en el papel vienen definidos por el orden en el que los inyectores se disparan. Uno de los inconvenientes de esta técnica de calidad es que se necesita tinta soluble en agua, que suele dar lugar a manchas.




Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada