sábado, 16 de marzo de 2013

Estructura - CD ROM - Soportes Ópticos - Parte 2 de 2

  • Conexión (SCSI, IDE-ATAPI):
Otro de los parámetros a tener en cuenta a la hora de escoger el CD-ROM que más se adapte a nuestras necesidades es el modo de conexión de este y la interfaz utilizada. Son dos, actualmente, las opciones. O nos decantamos por los comunes IDE-ATAPI o los SCSI.
La primera diferencia obvia que observaremos es, como no, el precio de ambos. A continuación comentaremos las ventajas de uno sobre otro y sus diferencias.





-ATAPI (AT Attachment Packet Interface):
Este protocolo se desarrolló para aprovechar los controladores IDE usados normalmente para los discos duros. Su función es que los CD-ROM y las unidades de cinta puedan trabajar con los controladores tradicionales aun sin ser estrictamente IDE. Los comandos típicos de IDE (utilizados en los discos duros) no tienen sentido en una unidad de CD-ROM por lo que hubo que crear unos comandos intermedios que sirvieran de "traducción" de uno a otro sistema. Una unidad conectada a un controlador IDE puede estar conectado en modo maestro o esclavo, lo normal es tener un disco duro como unidad maestra y conectar nuestro CD-ROM como esclavo. Su mayor desventaja está en que cuando se accede al CD-ROM, la mayor parte del tiempo, el procesador está inaccesible para otras tareas.

-SCSI (Small Computer System Interface ):

Lo primero decir que aunque se escribe SCSI se lee "escasi". SCSI es un bus que puede ser usado para distintos dispositivos (no solo CD-ROM) ) se utiliza en dispositivos de alta calidad. La principal diferencia está en el uso que estos dos dispositivos hacen del procesador. En este caso, SCSI, ofrece tasas de transmisión de datos de hasta 40 MB/s, mucho más rápido que los puertos serie o paralelo estándar. La contraprestación es el elevado precio de este tipo de controladores. Además hay que tener en cuenta que a menudo, las altas velocidades prometidas por los buses SCSI no son soportadas por las limitaciones de un controlador mediocre. La conclusión es que en el caso de necesitar altas velocidades de transferencia y siempre que no apremien las restricciones económicas la elección podría ser un buen CDrom SCSI, en otro caso, quizá la decisión debería apuntar más bien a un ATAPI.

  • Latencia:
Una vez que el cabezal de lectura está en el sitio correcto para realizar una lectura, al estar girando el disco, debe esperar a que pase por el punto adecuado para comenzar a leer. La cantidad de tiempo que lleva, en media, hasta que la información pasa por donde espera el cabezal de lectura desde que este está en el lugar adecuado es lo que se conoce como latencia.
Obviamente la latencia depende directamente de la velocidad del dispositivo, es decir, cuanto mayor sea la latencia en un dispositivo 24X es mucho menor que un 4X. La medida de la latencia no es un parámetro sencillo de medir en los CD-ROM CLV (hasta hace poco todos) ya que la velocidad de giro era variable como ya hemos explicado.

Este parámetro no suele ser dado para un CD-ROM ya que forma parte del tiempo de acceso que sí es realmente un parámetro de interés.

  • Tiempo de acceso:
Para describir la calidad de un CD-ROM este es probablemente uno de los parámetros más interesantes. El tiempo de acceso se toma como la cantidad de tiempo que le lleva al dispositivo desde que comienza el proceso de lectura hasta que los datos comienzan a ser leídos. Este parámetro viene dado por: la latencia, el tiempo de búsqueda y el tiempo de cambio de velocidad (en los dispositivos CLV). Téngase en cuenta que el movimiento de búsqueda del cabezal y la aceleración del disco se realizan al mismo tiempo, por lo tanto no estamos hablando de sumar estos componentes para obtener el tiempo de acceso sino de procesos que justifican esta medida.

Este parámetro, obviamente, depende directamente de la velocidad de la unidad de CD-ROM ya que los componentes de este también dependen de ella. La razón por la que el tiempo de acceso es tan superior en los CD-ROM respecto a los discos duros es la construcción de estos. La disposición de cilindros de los discos duros reduce considerablemente los tiempos de búsqueda. Por su parte los CD-ROM no fueron inicialmente ideados para el acceso aleatorio sino para acceso secuencial de los CD de audio. Los datos se disponen en espiral en la superficie del disco y el tiempo de búsqueda es por lo tanto mucho mayor.

Una cuestión a tener en cuenta es el reclamo utilizado en muchas ocasiones por los fabricantes, es decir, si las tasas de acceso más rápidas se encuentran en los 100 ms (150 m es un tiempo de acceso típico) intentará convencemos de que un CD-ROM cuya velocidad de acceso es de 90 ms es infinitamente mejor cuando la realidad es que la diferencia es en la práctica inapreciable, por supuesto que cuanto más rápido sea un CD-ROM mejor,  pero hay que tener en cuenta que precio estamos dispuestos a pagar por una característica que luego no vamos a apreciar.
 

  • Tiempo de búsqueda:
El tiempo de búsqueda se refiere al tiempo que lleva mover el cabezal de lectura hasta la posición del disco en la que están los datos. Solo tiene sentido hablar de esta magnitud en media ya que no es lo mismo alcanzar un dato que está cerca del borde que otro que está cerca del centro. Esta magnitud forma parte del tiempo de acceso que es un dato mucho más significativo. El tiempo de búsqueda tiene interés para entender los componentes del tiempo de acceso pero no tanto como magnitud en sí.

  • Tiempo de cambio de velocidad:
En los CD-ROM de velocidad lineal constante (CLV), la velocidad de giro del motor dependerá de la posición que el cabezal de lectura ocupe en el disco, más rápido cuanto más cerca del centro. Esto implica un tiempo de adaptación para que este motor tome la velocidad adecuada una vez que conoce el punto en el que se encuentran los datos. Esto se suele conseguir mediante un microcontrolador que relaciona la posición de los datos con la velocidad de rotación.

En los CD-ROM CAV no tiene sentido esta medida ya que la velocidad de rotación es siempre la misma, así que la velocidad de acceso se verá beneficiada por esta característica y será algo menor; no obstante, se debe tener en cuenta que dado que los fabricantes indican la velocidad máxima para los CD-ROM CAV y esta velocidad es variable, un CD-ROM CLV es mucho más rápido que otro de la misma velocidad CAV cuanto más cerca del centro del disco.

  • Caché:
La mayoría de los CD-ROM suelen incluir una pequeña cache cuya misión es reducir el número de accesos físicos al disco. Cuando se accede a un dato en el disco éste se graba en la cache de manera que si volvemos a acceder a él, éste se tomará directamente de esta memoria evitando el lento acceso al disco. Por supuesto cuanto mayor sea la caché mayor será la velocidad de nuestro equipo pero tampoco hay demasiada diferencia de velocidad entre distintos equipos por este motivo ya que esta memoria solo nos evita el acceso a los datos más recientes que son los que van sustituyendo dentro de la caché a los que llevan más tiempo y dada la característica, en cuanto volumen de información, de las aplicaciones multimedia nada nos evita el tener que acceder al dispositivo y como ya hemos explicado este es uno de los parámetros determinantes de la velocidad de este dispositivo.
Obviamente, cuanto más caché tengamos mejor pero teniendo en cuenta el precio que estamos dispuestos a pagar por ella.



Alternativas para aumentar la capacidad de un CD-ROM

-Utilización de discos de doble cara para duplicar su contenido.
-Utilización de los costosos láseres de color azul para permitir bajar el tamaño del pit y cuadriplicar su contenido.
-Formatos de varias capas
-Lectores de CD-ROM. Modelos yestándares
-CD-ROM XA (CD-ROM eXtended Architecture)
-Puede combinar audio e información de ordenador en forma "entrelazada". Pequeños segmentos de información de audio se pueden insertar entre los de información de ordenador y pueden ser leídos simultáneamente.



Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada