jueves, 7 de marzo de 2013

Conector de Alimentación

Nuevas implementaciones de formatos para placas madre, la aparición de varios microprocesadores y ciertos cambios en cómo se administra el ahorro de energía en el sistema han hecho oportuno que se efectúen modificaciones al modo en que se maneja la alimentación de la placas madre. De esta manera y dependiendo del formato que se utilice, la placas madre puede tener su conector de alimentación como un zócalo de doce pines, es conocido formato AT Baby, O bien un zócalo de dos por diez pines, correspondiente a los case ATX. 


Además de esto, las nuevas placas madre han incorporado un conector para alimentar al fan cooler (el ventilador que disipa el calor del microprocesador) y otro más que controla la actividad del ventilador de la fuente de poder. Gracias a esto, se elimina la inconveniencia de que el ventilador siga funcionando aún cuando el sistema pase horas en modo de ahorro de energía y no haya nada que refrigerar porque todo está "apagado".  Asimismo se evita tener que usar adaptadores o aumentar el trabajo la fuente de poder con un conector especial para alimentar el ventilador adicional. 



No menos importante que lo anterior es la incorporación al motherboard de los reguladores de voltage o VRMs (Voltage Regulator Module), con los que se vuelve factible el hecho de utilizar distintas clases de microprocesadores. Particularmente, aquellos que utilizan un voltaje para el núcleo (core), y otro para las entradas y salidas (l/O), como sucede con los Pentium con tecnología MMX y Pentium II de lntel, los 6x86L y 6x86MX de Cyrix, y los K6 de AMD. A fin de diferenciar los voltajes sin necesidad de recordar los valores de cada uno, se han establecido ciertos términos que los identifican, los cuales es conveniente que conozcamos si deseamos saber que versatilidad tiene el VRM de motherboard.


El último tema a tratar sobre la alimentación en el motherboard, es la batería que suministra energía al CMOS. Para empezar hay varios tipos. Están, las que vienen soldadas a la placa madre (tienen forma de cilindro). Las que están colocadas en un zócalo afín (parecidas a las pilas de agendas) , las externas (que se enchufan a un conectar determinado) y las recargables (las que se encuentran integradas a la placas madre). Tanto las primeras como las últimas comparten el mismo problema: no pueden reemplazarse.
Por lo tanto, no son recomendables (nadie cambiaría una placas madre por una falla en la pila). De las otras dos las externas son las menos preferibles puesto que es más difícil encontrar reemplazo para las mismas. Con lo cual, son las segundas las de mejor elección. 



Espero haber ayudado en algo. Hasta la próxima oportunidad!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada